IMANES DE ALNICO

Los imanes de Alnico están formados por una aleación de aluminio, níquel y cobalto. Son imanes muy utilizados en el sector industrial, gracias a sus propiedades y su resistencia a altas temperaturas. Son los imanes con más estabilidad a las temperaturas extremas, por esta razón podemos encontrarlos en el interior de hornos haciendo la función de sujeción o detección.

 

IMANES DE ALNICO

Los imanes de Alnico están formados por una aleación de aluminio, níquel y cobalto. Son imanes muy utilizados en el sector industrial, gracias a sus propiedades y su resistencia a altas temperaturas. Son los imanes con más estabilidad a las temperaturas extremas, por esta razón podemos encontrarlos en el interior de hornos haciendo la función de sujeción o detección.

 

ico-titlePRODUCTOS

Suministramos imanes de alnico con las mejores características y en formas muy variadas como: varillas, bloques, aros o discos.



ico-titleCARACTERÍSTICAS

Dejamos a su disposición una tabla que muestra las características de los imanes de alnico. En ella se indica las calidades de los imanes como: la remanencia de los imanes, la fuerza coercitiva, las temperaturas de trabajo y la mínima y máxima resistencia.

CONSULTAR TABLA DE CALIDADES

Grado Nomenclatura Remanencia Fuerza Coercitividad Coercitividad Intrínsica Energía Máxima Producto Temperatura de Trabajo
Br bHc Fuerza Ihc (BH) max
Alnico Magnets Br max (T) Br min (T) HcB min (kA/m) HcB max (kA/m) HcJ min (kA/m) HcJ max (kA/m) BHmax min (kJ/m³) BHmax max (kJ/m³) Max. Temp. trabajo: (ºC)
  LNG40 AlNiCo  40/0 1,23   48,00       40   550
  LNG44 AlNiCo  44/0 1,25   52,00       44   550
  LNG48 AlNiCo  48/0 1,28   56,00       48   550
  LNG52 AlNiCo  52/0 1,30   56,00       52   550
  LNGT32 AlNiCo  32/0 0,80   100,00       32   550
  LNGT38 AlNiCo  38/0 0,80   110,00       38   550
  LNGT44 AlNiCo  44/0 0,85   115,00       44   550
  LNGT48 AlNiCo  48/0 0,90   120,00       48   550

Tipo material

Ferromagnético

Composición

Aluminio
Níquel
Cobalto

Temperatura de trabajo

De -250ºC a 425ºC

Ventajas

Alto nivel de inducción magnética
Estabilidad a temperaturas extremas
Aplicación en exteriores


VENTAJAS

El imán de Alnico es el elemento magnético con mayor estabilidad a temperaturas extremas, es decir, mantienen todas sus propiedades magnéticas entre los -250ºC y los 425ºC, asegurando una alta resistencia térmica. (En el caso de los imanes de neodimio, la temperatura de trabajo máxima es de 200°C)

Esta aleación compuesta por aluminio, níquel y cobalto, tiene un alto nivel de inducción magnética pero una coercitividad más reducida.

Aunque han surgido nuevos materiales más fuertes y soluciones más económicas, los imanes de alnico siguen incorporando una propiedad especial, poseer un campo coercitivo más bajo que posibilita la magnetización y desimantación, con bajas potencias eléctricas.

La orientación magnética de estos productos se debe realizar durante su tratamiento térmico, asegurando un campo magnético con la dirección de imantación definida. La fuerza que pueden aportar los imanes de alnico, es la más parecida y comparable a los imanes de neodimio.

Otra gran ventaja, es su resistencia a productos químicos, como ácidos o disolventes, y su buen comportamiento a la oxidación.

El imán de Alnico de herradura, es el producto más conocido gracias a su diseño que es asignado para describir un imán convencional.

TEMPERATURA DE TRABAJO

La temperatura de trabajo es la particularidad más significativa de este tipo de imanes, elaborados con Alnico.

Presentan una gran estabilidad a las temperaturas extremas, conservando la totalidad de sus características magnéticas en una franja de temperaturas muy extensas que comprende los -250ºC a los 425ºC, alcanzando un punto de Curie de 850ºC.


ico-titleAPLICACIONES

Las elevadas temperaturas con las que puede trabajar los imanes de alnico, junto a la resistencia térmica y su gran fuerza, abre un gran abanico de posibilidades en diferentes sectores industriales. Siendo una alternativa perfecta a materiales como el neodimio o la ferrita.


ico-titlePROCESO DE PRODUCCIÓN

Existen dos procesos de producción de los imanes de alnico: fundición y sinterización..

El proceso producción empieza en el pesaje, una fase con cierta importancia ya que debemos asegurar la composición exacta y evitar errores para certificar la calidad del imán, excluyendo la oxidación y diferentes impurezas en la materia prima.

Seguidamente, pasamos al proceso de fusión donde se confirmará que la materia está totalmente fundida y se verterá en un molde. Luego, se procede a limpiar el producto obtenido, separando la arena del moldeo. El fabricante identifica la calidad y composición del imán de alnico, gracias al nivel de color blanco.

A continuación, se pasa el producto a tratarlo térmicamente, un paso muy delicado, ya que el imán puede romperse. Es primordial la utilización de la temperatura y la duración exactas, ya que proporcionarán al imán una protección contra posibles oxidaciones o deformaciones. Una vez realizado el tratamiento térmico, se inicia un tratamiento de orientación, con un campo magnético suficientemente grande.

Para terminar con el proceso de producción del imán de Alnico, se ejecutará el proceso de envejecimiento, que consta de tres fases y una duración de más de 25 horas. Una vez realizado este proceso, el imán ya estará magnetizado y listo para ser utilizado.